foto1

Antes cuando hablábamos de “combinar” los muebles de nuestra casa, pensábamos en la idea de que todo fuera igual o similar en cuestión de colores, materiales y texturas. Pensar en incluir dentro de nuestra decoración otro tipo de elementos que no tuvieran la misma naturaleza del mobiliario que ya teníamos, era tan descabellado que ni siquiera lo tomábamos en cuenta. Si no encontrábamos algo, simplemente abandonamos la tienda.

Pero hoy en día las tendencias en decoración para el hogar plantean tanta libertad a la hora de elegir lo que mejor puede ir con tu casa, que las posibilidades se han vuelto infinitas y escoger elementos diferentes y combinarlos entre sí, ha resultado ser un gran acierto. Esto sucede con las sillas para comedor, un mobiliario más que necesario en nuestro hogar, sino ¿dónde sentaremos a nuestros invitados para cena?

Pero más allá de cumplir o ser un mueble netamente funcional, todo ha evolucionado para lo que incluyamos como uno de los elementos estéticos de nuestra área de comedor, prestando mayor importancia a su apariencia. Por ello hoy queremos contarte las diferentes formas e las que puedes combinar tus sillas entre sí y con el comedor, para que dejes volar tu creatividad y no limites tus elecciones solamente por las creencias que tienes sobre lo que va bien y lo que no. Podrás ver algunos ejemplos que te prepararán para tomar decisiones arriesgadas pero acertadas.

  1. Arma parejas                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                              foto2

Una de las formas que es más sencilla al momento de buscar cómo combinar tus sillas para comedor, es hacerlo en pares, es decir, mezclando parejas de modelos o poniéndolas en lados contrarios a la mesa. Esta forma de mezclar funciona muy bien teniendo en cuenta uno de los principios más básicos del diseño y este es la repetición. Al repetir diferentes sillas se crea algo que se llama dinamismo y ritmo en la configuración de tu estancia, pero sin necesidad de romper el equilibrio.

 

  1. Un color diferente para la misma silla                                                                                                                                                                                                                                                                                                           foto3

 

Los mobiliarios actualmente vienen en varias tonalidades para ofrecerles a los compradores múltiples opciones cromáticas a la hora de elegir las sillas para comedor que acompañarán su mesa. La idea de esto es que puedan tener un abanico de posibilidades para combinar si lo desean con la superficie de la mesa o por qué no con el resto de las sillas. Al tener una forma idéntica para este mobiliario se crea un concepto de unidad, por lo cual al colocar una variedad de tonalidades se origina un interés visual al notar la composición. Si eres de las que tiene un comedor de seis o más sillas, puedes incluso crear un efecto de degradé que le añada misterio y vanguardismo a la elección.

 

  1. Unidad de color pero distintas formas

 

Es básicamente el mismo concepto anterior, solo que llevándolo de la forma opuesta. Elegir una unidad de color que pueda venir en diversas formas para las sillas de comedor es una gran opción para quienes quieren romper el esquema de lo tradicional manteniendo la unidad con el color elegido para el mobiliario, pero optando por formas que puedan aportar un toque diferente y único. Así que si tienes sillas que tienen la misma tonalidad pero son completamente distintas en su estructura no será una decisión tan descabellada colocarlas juntas cerca de tu mesa de comedor. Aquí también puedes dejar volar tu imaginación y aprovechar para restaurar alguna silla que no quieras botar, porque puedes tapizarlas con una tela igual a todas y crear este mismo efecto.

 

  1. Sillas diferentes pero con el mismo estilo                                                                                                                                                                                                                                                                                                      foto4

 

Esta es una opción para personas que conocen sobre estilos de sillas para comedor, un principiante puede que no la tenga tan fácil con esta opción, así que si es tu primera vez y no estás seguro de cuáles son estos estilos, es mejor que primero busques un poco más de información y que encuentres el que más te pueda gustar. Algunas de estas composiciones logran combinar armónicamente modelos y tonalidades distintas, creando así un conjunto completamente ecléctico pero con un interés visual impactante. La forma en la que puedes hacer que esta opción funciones es seleccionando sillas para comedor del mismo estilo, como rústicas o escandinavas, y colores diferentes pero que vayan bien juntos.

 

 

  1. Los bancos como acompañamientos perfectos                                                                                                                                                                                                                                                                                            foto5

 

Romper el formalismo es una decisión acertada cuando quieres transformar un área como la del comedor en un espacio más familiar y contemporáneo. Por ello combinar las sillas tradicionales o las más modernas con un banco es una gran elección. Los bancos pueden crear una atmósfera mucho más relajada e informal para tener una buena conversación o cena alrededor de la mesa, maximizando a su vez la optimización del espacio en ambientes que son reducidos. La combinación de estos bancos con las sillas son ideales para los que buscan una estancia rústica o con una vibra playera. La forma de crear una cohesión, es comprar el banco similar a la mesa o tapizarlo igual que las sillas.

Para resumírtelo todo, al combinar sillas para comedor con mesas puedes crear un contraste que rompe la imagen de formalidad que siempre has establecido los comedores más tradicionales, para pasar a espacios más familiares y dinámicos. Pero como ya viste, siempre debes crear una unión que pueda conectar a la mesa con la silla entre sí, ya sea en forma, color, estilo o diseño. Recuerda que en nuestro sitio web puedes encontrar una gran variedad de sillas para que elijas cualquiera de estas cinco opciones. No olvides que los muebles de casa, se compra siempre en casa.

Publicaciones recientes

Dejar un comentario